Cómo cuidar tu piel en verano

En invierno debemos prestar especial atención al cuidado de nuestra piel, debido a los cambios bruscos de temperatura. El frío viene cargado de agresiones que pueden deteriorar la salud de nuestra epidermis, resecarla, y hacer que envejezca de una forma prematura. La cara, los labios y las manos son las partes más vulnerables de nuestro cuerpo cuando […]

En invierno debemos prestar especial atención al cuidado de nuestra piel, debido a los cambios bruscos de temperatura. El frío viene cargado de agresiones que pueden deteriorar la salud de nuestra epidermis, resecarla, y hacer que envejezca de una forma prematura.

La cara, los labios y las manos son las partes más vulnerables de nuestro cuerpo cuando el termómetro baja.

Te voy a dar unos sencillos trucos para que puedas cuidar tu piel de una forma económica, saludable y sobretodo NATURAL.

1. Lo más importante es una buena higiene, sobretodo por la noche antes de ir a la cama, limpiar bien la cara con agua tibia y eliminar todos los restos de maquillaje y suciedad que se ha acumulado a lo largo del día. Yo te recomiendo usar un aceite de almendras dulces para desmaquillar tus ojos.

2.  Después de la limpieza de tu rostro lo segundo más importante es una buena hidratación según tu tipo de piel. Por la noche yo prefiero usar aceites como rosa de mosqueta, linaza, almendras, etc., según las necesidades especificas de tu rostro.

Siempre en movimientos de abajo hacia arriba.

Me encanta macerar hierbas medicinales junto a los aceites para añadir un plus de vitaminas, minerales y propiedades beneficiosas a nuestros rostro.

Una receta que me gusta mucho para prevenir las arrugas es:

aceite de linaza, caléndula, romero, centella asiática y manzanilla.

3. Por la noche es importante acordarse de poner una buena crema nutritiva en las manos, bastante cantidad para que absorba bien.

4. No nos olvidemos de los labios, me gustan los protectores labiales hechos con base de manteca de Karité, se trata de uno de los elementos naturales con mayor capacidad de hidratar y nutrir la piel de cualquier zona del cuerpo.

5. Al comenzar el día, es necesario volver a limpiar la piel, para retirar las toxinas y las grasas eliminadas mientras dormimos, se puede hacer simplemente con agua tibia, pero yo prefiero por la mañana lavarme la cara con una infusión de té verde y manzanilla, así estrás aportando muchísimos antioxidantes al rostro y vitaminas.

6. Volver a hidratar tu piel con una crema o gel que no sea de base aceitosa, para darle elasticidad y que tu piel este luminosa y tersa, de esa manera prevenimos la aparición de arrugas. Es importante que la crema que usamos tenga protector solar, en este caso el castaño de indias protege la piel de los rayos ultravioleta del sol.

7. Hidrátate, no solo por fuera si no también por dentro, es muy importante beber agua. La dieta ayuda a que la piel tenga las vitaminas y nutrientes indispensables para mantener su elasticidad y firmeza. Agrega a tu alimentación más vegetales frescos, frutas, granos enteros y proteínas sin grasas.

Espero que estos consejos os sirvan de ayuda, si tenéis cualquier duda o consulta podéis escribirme a través del contacto que hay en la web, y os atenderé encantado.